El Proyecto

¿Qué es Fronteras?

Fronteras Rosario es un grupo de trabajo que tiene a su cargo la organización del Festival Fronteras, así como el mantenimiento del Proyecto Fronteras.

Un equipo de personas heterogéneo y de índole interdisciplianario movido por la visión común del carácter transformador que tienen las prácticas artísticas y creativas en las condiciones de vida psíquica y social de las personas.


Festival Fronteras

Fronteras nace en primera instancia como un evento interdisciplinario que durante tres semanas encuentra a artistas y pedagogos de distintas nacionalidades trabajando en espacios barriales e instituciones donde las condiciones de vida han impedido poder manifestar y explorar todo el capital cultural e identitario existente en cada participante.

En estas experiencias se desdoblan una multitud de propuestas que tienen su centro en el trabajo en formato de taller en los distintos espacios elegidos para tal fin. Este trabajo encuentra a hombres, mujeres y niños en una práctica artística reflexiva en donde la relación horizontal y dialógica es la base de su propuesta pedagógica.

Artistas, cientistas sociales y toda persona interesada, tanto de la ciudad, del resto del país como del extranjero organizan equipos de trabajo para construir con la población barrial o institucional una experiencia de carácter artístico que luego se compartirá con el resto de los grupos.

Las prácticas de Fronteras apuestan al intercambio como un medio de incentivo, práctica y conocimiento, para empezar a tejer una red de voluntades que anteriormente funcionaban aisladas.
 
El arte, en este contexto, es visto como medio de conocimiento de lo esencial; una plataforma para la ejercitación y desarrollo tanto de la identidad propia como la comunitaria y una herramienta educacional.


Antecedentes de Fronteras

El Festival fronteras nace gracias a la creación y gestión de un bailarín y coreógrafo de origen Iraní: Khosro Adibi (http://www.lasterstudio.be/Laster/Khosro%20Adibi.html), artista multidisciplinario, formado principalmente en Holanda, Estados Unidos y Bélgica.

Luego de dar clases y actuar por diferentes países de Europa, África y Latinoamérica, Khosro Adibi, comienza a convocar a artistas y a docentes de diferentes nacionalidades formando así una red de bailarines: I.P.L. (Laboratorio Internacional de Performers).

Una vez consolidada esta red mediante workshops y laboratorios intensivos sobre improvisación y performance, Koshro comienza en forma conjunta con los artistas del I.P.L., dos nuevos proyectos: CAE (Children Art Education: Educación de los Niños en el Arte) y El Festival Internacional Artístico Multidisciplinario Fronteras.

Las primeras experiencias del Festival Fronteras tuvieron lugar en 2009 en Brasil, en la localidad de Araraquara, Belo Horizonte y en Lima, Perú (http://www.fronterasperu.blogspot.com/).

En 2010 el festival se expande realizándose ediciones en Concepción (Chile), Tijuana (México) y Rosario como primera experiencia en la Argentina.


Fronteras Rosario 2010

En el año 2006, las Bailarinas y Profesoras de Danza Contemporánea Virginia Tuttolomondo y Ornela Sabbatini, fueron invitadas a formar parte de la Red IPL (Internacional Laboratory of Performers,), creada por Khosro Adibi.

En el 2009 Virginia Tuttolomondo fue nuevamente invitada para participar en los Festivales “Fronteras” que se realizaron en Lima (Febrero - Marzo) y Brasil (Julio). Por sugerencia de Khosro Adibi, decide realizar Fronteras en Rosario y en julio de 2009, se convoca a un grupo de gente como parte del Equipo de Producción.

Es así, como entre el 22 de Febrero y el 14 de Marzo de 2010 se lleva adelante la experiencia Fronteras Rosario 2010, cuarta a nivel mundial y primera en Argentina.

Siguiendo los principios y objetivos del proyecto original, el festival local contó con la presencia de un grupo de artistas de diferentes disciplinas y procedencias: 17 artistas extranjeros provenientes de Chile, Bolivia, Brasil, Suecia, Italia, Francia y Austria y de las ciudades argentinas de Buenos Aires, La Plata y Neuquén, a los que se le sumó la participación de 13 artistas locales, quienes, en conjunto, formaron pequeños grupos de trabajo que funcionaron como facilitadores en los diferentes espacios participantes del festival.

El evento tuvo como objetivo vincular a estos artistas y pedagogos con instituciones y espacios donde 300 niños, jóvenes y adultos, participaron de experiencias creativas en torno a la danza, la ecología, las artes escénicas, la plástica y las artes audiovisuales, todas ellas enfocadas a incentivar la creación e intercambiar información relacionada con el desarrollo humano y de la comunidad. Como final del proceso se llevaron a cabo cinco muestras en diferentes espacios públicos y abiertos de la ciudad, donde se compartieron los procesos creativos.

Los espacios de trabajo fueron:

  • Hogar del Huérfano
  • Organización CHICOS
  • Centro Cultural “El Obrador”
  • Organización “Causa y Efecto”
  • Centro Comunitario “Una Mirada de Fe”
  • Comedor Comunitario “El Esfuerzo del paraíso”
  • Instituto de Recuperación de mujeres Nro 5
  • Instituto de Rehabilitación del Adolescente de Rosario
  • Centro Cultural del Instituto Neuropsiquiátrico “Agudo Ávila”
  • Escuela 125 “Dr. Antonio Herrera”, Funes.
Paralelamente al funcionamiento de estos talleres, se desplegaron un conjunto de propuestas como:

- Intercambios Pedagógicos, donde los artistas locales y extranjeros, de diversas disciplinas, intercambiaron sus experiencias, metodologías y estrategias de trabajo.

- Muestras Multidisciplinarias con funciones abiertas a la comunidad de aquellos artistas participantes que compartieron su producción personal.

- Fronteras Lab, un espacio de investigación artística para analizar, intercambiar y cuestionar el propio trabajo, con el objetivo de ir encontrando la propia identidad y los modos de expresarla.

- Intercambios artísticos, donde los artistas locales y extranjeros que participaron del festival ofrecieron clases abiertas a profesionales de la comunidad artística rosarina así como charlas y exposiciones abiertas al público general.

Como cierre del festival se llevaron adelante cuatro muestras en diferentes espacios públicos y abiertos de la ciudad de Rosario y Funes. En ellas se compartió el final de los procesos creativos realizados en cada uno de los talleres. Asimismo, los artistas extranjeros y rosarinos participaron también con sus trabajos de la muestra de Fronteras Lab.


Proyecto Fronteras

Conscientes de la brevedad de la experiencia dados los contextos de trabajo atravesados por grandes necesidades de participación y construcción de lazos sociales, el equipo de trabajo decide proponer la constitución del Proyecto Fronteras

Este Proyecto tiene como fin la prosecución del trabajo en aquellos espacios en donde fue posible continuar con la práctica de talleres, siguiendo la dinámica del Festival pero ahora en una temporalidad mayor.

Posterior a las tres semanas del Festival Fronteras, el grupo de los participantes rosarinos creció con la incorporación de nuevos participantes locales. Esto permitió continuar con distintas actividades, que además de los talleres, incluyó la conformación de dos grupos de investigación: el primero enfocado en herramientas de educación y gestión horizontal, y el segundo en la creación artística inter y multidisciplinaria.

Los talleres que hoy continúan desarrollándose son: 

Hogar del Huérfano 
Niños (martes  18 a 19.30 hs): movimiento y acrobacia
Adolescentes (martes 19.30 a 21 hs.): plástica. 

IRAR (Instituto de Recuperación del Adolescente Rosario) 
Adolescentes (sábados 15 a 17 hs.): plástica. 

Instituto de Recuperación de Mujeres Unidad nº 5:
Mujeres (miércoles 16 a 18 hs.): teatro y radioteatro.

Barrio Ludueña 
Niños y adolescentes (lunes 14 a 16 hs.) hip hop; 
Niños (viernes 15 a 17 hs.): espacio lúdico - creativo.

 
Cabe aclarar que el Proyecto Fronteras es una experiencia que se planteó desde el grupo Rosario como proyecto inédito en relación a otros países donde se ha desarrollado la experiencia. Este nació como resignificación de la propuesta y actualización de las prácticas propuestas por el Festival Fronteras.



 Objetivos de Fronteras

  • Entender a los lenguajes artísticos como un medio para resignificar nuestra propia existencia a partir del intercambio con distintas realidades sociales y culturales. La construcción de la identidad social y psíquica necesita de un dimensionamiento que nos permita comprender las múltiples variables que le dan vida. Los lenguajes artísticos, en este sentido, se presentan como una nueva forma de significar lo cotidiano, de la mano del intercambio, la comprensión y aceptación de la diversidad.
  • Proponer la integración multívoca favoreciendo el diálogo social. Los conceptos de integración siempre son vistos desde los espacios “marginales” a un supuesto centro. Nuestra propuesta ve los procesos de integración como multívocos, de ida y vuelta, en un diálogo social que nos acerque a las distintas realidades.
  • Generar instancias de construcción crítica de las distintas realidades sociales. El diálogo tiene un carácter eminentemente crítico ya que intenta develar las injusticias y las relaciones desiguales subyacentes en cada caso. Nuestro trabajo tiene como premisa el generar un espacio en donde encontrarse con otros, intercambiar intereses y establecer lazos afectivos.
  • Acercar herramientas de pensamiento a través de metalenguajes creativos. Los lenguajes artísticos son herramientas, no simples fines en sí, nos ayudan a expresar lo que de otra manera no podríamos.
  • Propiciar el debate y el trabajo en equipo. Las prácticas son vistas como un proceso en constante cambio, estas se adaptan a través del debate en grupo y el trabajo mancomunado.
  • Romper las lógicas de consumo y creación centro – periferia. Todos desde nuestro lugar tenemos algo que decir y no es necesaria la validación instituyente para expresarnos desde nuestro espacio. El diálogo tiene que ser territorialmente equitativo.
  • Favorecer la búsqueda individual de la propia manifestación artística – creativa. Todos podemos crear independientemente de las posibilidades actuales para ello. En la creación hay una afirmación del yo y de la propia identidad.
  • Favorecer la utilización creativa del tiempo libre. Las prácticas colectivas y creativas son un espacio de contención y respuesta frente a los “peligros de la calle”.
  • Propiciar el trabajo en red. El trabajo de nuestro grupo intenta servir como puente entre individualidades que antes funcionaban aisladas, tejiendo una red de trabajo colectivo.


 
Núcleo Conceptual


Arte como transformador social

Entendemos el arte y las prácticas creativas como significaciones de nuestro universo cognitivo y nuestro campo de experiencia y no solo como la manifestación pulsional de una experiencia estética. De esta manera las prácticas artísticas se presentan como un medio, antes de cómo un fin, de dar visibilidad a nuestro entorno vital.

Sujeto a la superestructura representativa, el arte, puede obrar críticamente en pos de interrogar las causas de la desigualdad estructural en contextos de pobreza y exclusión o servir como detonante para repensar la propia existencia y con ello, coadyuvar a su transformación.


Identidad

El arte como medio de conocimiento de lo esencial; no sólo es una plataforma para la ejercitación y desarrollo tanto de la identidad personal como la comunitaria, sino que además es, en sí mismo un medio de comunicación.

La identidad personal se vincula con la capacidad de las personas de diferenciarse de los demás y ser, por ello, únicas e irrepetibles. La identidad comunitaria hace al sujeto partícipe de la sociedad y actor en los procesos históricos de índole política, cultural y económica. La identidad es, entonces, el resultado posible de la relación de esas dimensiones.

Entendiendo que el proceso de construcción de la identidad implica un cambio de perspectiva, influyendo de esta forma en el espacio social donde cada uno de los participantes produce un intercambio de sujeto a sujeto, y que las identidades se alimentan constantemente de identificaciones que sostienen la subjetividad, y con ello construyen las prácticas de cada persona, es que partimos de la premisa de promover el enriquecimiento cultural como una forma de construcción de la identidad.


El arte cumple su función de lenguaje permitiendo construir vínculos de solidaridad desempeñando un papel fundamental en la organización de lo social. Los diferentes lenguajes artísticos son utilizados como un instrumento primordial en la comunicación que salva e incluye las diversidades, derribando las Fronteras que nos separan. Teniendo en cuenta que en muchas ocasiones un sujeto no encuentra en su ambiente modelos identitarios y que esta falta es un problema social que afecta al conjunto de la población, es que nuestro trabajo apunta a generar identificaciones positivas, entendiendo como positivo un sujeto activo y conciente del espacio social que ocupa.


Pedagogía horizontal

Trabajamos desde prácticas de enseñanza – aprendizaje siguiendo un modelo de construcción colectiva del conocimiento en donde las conceptualizaciones son construidas a través de un vínculo horizontal y recíproco entre las personas que actúan en la relación pedagógica.
De esta manera entendemos, siguiendo a Paulo Freire, que la práctica pedagógica debe comenzar por superar la contradicción educador- educando; debe basarse en una concepción abarcadora de los dos polos en una línea integradora, de manera que ambos se hagan a la vez educadores y educandos ya que la relación pedagógica “ya no puede ser el acto de depositar, de narrar, de transferir conocimientos y valores a los educandos, menos pacientes, como lo hace la educación "bancaria", sino ser un acto cognoscente”. Una construcción.

De esta manera las prácticas pedagógicas apelan a una transformación de los preconceptos existentes en los extremos de la relación, superándolos hacia un pensamiento liberador y crítico.


Participación activa

Entendemos que la participación activa en las decisiones de cada persona es el medio inherente para superar sus necesidades y tomar el control sobre su existencia de una forma crítica y consciente.

Todo individuo para desarrollarse necesita relacionarse con otros y encontrar espacios donde poder expresarse, intercambiar ideas, plantear problemas y hallar soluciones como parte de sus necesidades básicas, naturales y espontáneas.

Asimismo, entendemos que esta participación es un proceso en construcción permanente donde cada persona encuentra los canales más propicios, en cada momento de su vida, para expresarse y obrar en pos de su bienestar.


Empoderamiento

Propiciamos acciones que tiendan al empoderamiento de las personas, entendido este como el proceso por el cual los individuos fortalecen sus capacidades, confianza, visión y protagonismo como grupo social para impulsar cambios positivos de las situaciones que viven.
Entendemos, asimismo, el término en sus dimensiones individuales y colectivas, la primera como proceso por el que las personas eleven sus niveles de confianza, autoestima y capacidad para responder a sus propias necesidades y la segunda como capacidad de participar y defender objetivos comunes actuando en colaboración con otros.



 ¿A quién va dirigido Fronteras?


Fronteras actúa menos como una marca que como una metáfora de los límites a integrar en un trabajo que no reconoce países ni espacios geográficos al interior de un país y una ciudad.

La pluridimensionalidad del proyecto hace que los destinatarios sean amplios según las estrategias de acción. Esto pueden, sin embargo, estar sintetizados en:


  1. Hombres, mujeres y niños que habitan espacios barriales o institucionales sujetos a  condiciones de vida que obturan la posibilidad de poder manifestar y explorar todo el capital cultural e identitario existente en cada uno. En este contexto están comprendidos:
    • Habitantes de espacios urbanos y/o rurales marginales
    • Internos de instituciones penitenciarias o disciplinarias de distinta índole.
    • Internos permanentes o circunstanciales de instituciones sociales o terapéuticas (hogares maternales, orfanatos, centros de día, hospitales, neuropsiquiátricos, etc.)
  1. Las propias instituciones y espacios territoriales
  1. Artistas, pedagogos, cientistas sociales y toda persona interesada en el trabajo social, que trabajan e interactúan con las realidades institucionales y territoriales anteriormente descriptas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada